22 mayo 2012

0

Crear rutas con Google Maps

Compártelo...


Uno de los servicios web más utilizados para ver rutas, tanto en bicicleta como en temas de running es Google Maps. Una aplicación más de Google que nos facilita la creación y publicación de recorridos. No es de las que más opciones dispone y aunque, como ya hemos dicho, tiene un pequeño falseo de distancias nada importante, es realmente útil a la hora de mostrar gráficamente nuestras rutas.

En su última actualización, sin nos acercamos al máximo, muestra imágenes a 45º que da un efecto 3D bastante interesante. Es aquí donde se muestran las imágenes más actualizadas de satélite. Es de esperar que en un futuro también actualice las imágenes tomadas a mayor distancia.

Vamos a crear una ruta para mostrarla con posterioridad en una página web o enviarla por mail a quien deseemos. En otra ocasión enseñaremos como subir una ruta guardada en un archivo GPS. Como es un servicio de Google lo primero será disponer de cuenta en él. Este aspecto lo entendemos conocido y no lo vamos a explicar aquí.

Crearemos una ruta por una zona que gran parte de nosotros conocemos para que resulte sencillo entender el manejo y luego presentaremos el resultado: un mapa totalmente operativo que podemos mover, acercar, alejar,...


Es un mapa. Puedes moverlo, acercar, alejar,...

Si ya disponemos de cuenta en Google, nos dirigimos a http://maps.google.es y escribiremos en las casillas correspondientes nuestro nombre de usuario y la contraseña correspondiente.


También podemos acceder pulsando sobre el botón INICIAR SESIÓN en la página de inicio de Google – www.google.es – para después ir a http://maps.google.es o seleccionando Maps en el menú superior. (Las imágenes pueden diferir de las aquí mostradas dependiendo del navegador y versión del mismo que utilicéis).


Accedemos a la pantalla de Google Maps en la podemos distinguir dos zonas: un panel izquierdo y la representación gráfica del mapa de zona en los dos tercios restantes de la pantalla.


En el panel izquierdo pulsamos en “Mis sitios” para después pulsar en “Crear mapa”.


Podemos darle un nombre identificativo para más tarde localizarlo fácilmente o dejar el propuesto.


Para tener mayor campo de actuación en pantalla, podemos replegar el panel izquierdo haciendo clic en el triángulo que aparece en su parte superior derecha


Moviendo el mapa (clic con el botón izquierdo del ratón y, sin soltar, arrastrar) localizamos la zona en la que queremos empezar la ruta y nos acercamos tanto como creamos conveniente para poder trabajar cómodamente, bien con la rueda del ratón, bien arrastrando la escala situada en la parte izquierda hacia arriba (más zoom) o hacia abajo (menos zoom). No debemos acercarnos demasiado porque perdemos perspectiva y ancho de mapa. Se trata de marcar una ruta no de medir con exactitud una distancia.


Al alcanzar cierto nivel de zoom se nos mostrarán las imágenes en una perspectiva de 45º. Estas son las imágenes más actuales. Si os fijáis, hay variaciones con respecto a otros niveles de zoom.

En este caso, nos acercamos a Cabrerizos y localizamos la zona donde queremos iniciar las marcas. Es conveniente desmarcar la opción Etiquetas. Para ello posicionamos el cursor del ratón (la flecha que vemos en pantalla) encima de la imagen superior derecha que muestra “Mapa”. Automáticamente se despliega un menú en el que aparece marcada esta opción.


Hacemos clic sobre ella para desmarcar y listo. Nos dirigimos ahora a los iconos que hay en la parte superior izquierda del mapa.


Tres iconos que muestran una mano, un globo y una línea. Hacemos clic en la línea y nos dirigimos al mapa. Localizamos el punto de inicio y hacemos clic allí. Siempre que no soltemos el botón del ratón, cuando “cliqueamos” podemos arrastrar el mapa en la dirección que queramos.


Veremos que aparece una línea de puntos tras el cursor, seguimos haciendo clic en tantos puntos como deseemos por las calles o caminos por donde pasará la ruta (irá apareciendo una línea continua marcando el recorrido). Para finalizar hacemos doble clic en el último punto o fin de ruta. Aparecerá una ventana donde le podremos dar un nombre a la ruta. También podríamos añadir imágenes o incluso, hacer correcciones en la línea dibujada.


Aunque se guarda automáticamente cada cierto tiempo, es conveniente, en este momento pulsar sobre la opción Guardar del panel izquierdo.

Ya hemos creado nuestra primera ruta. Ahora podemos añadir elementos más o menos decorativos o indicativos en ella. Vamos a poner un globo en la zona de salida. De los tres iconos anteriores seleccionamos el del globo azul, llevamos el cursor hasta la zona de salida y hacemos clic.


Se posionará en la salida y volverá a aparecer la ventana para poner un nombre. Escribimos, p.e., SALIDA. Aquí mismo podemos seleccionar el color y/o clase de tip que queremos poner. Seleccionamos el de color verde por aquello del indicativo de los colores.


Hacemos lo mismo con la llegada seleccionando el rojo en este caso. Podemos añadir algún otro elemento identificativo que consideremos oportuno utilizando cualquiera de los iconos propuestos.


Básicamente ya tenemos completa nuestra primera ruta. Guardamos en el panel izquierdo. Podemos añadir una descripción (“Salida del 12/12/2012”, “Entreno del Domingo”,…) y decidir si hacemos Público el mapa (todo el mundo lo podrá ver) o de Publicación restringida (sólo aquellos a los que enviemos el enlace).


Enlazar o integrar la ruta.
Bajo el nombre que le hemos dado al mapa hay una serie de imágenes. Nos vamos a fijar en la cadena. Haciendo clic en ella, seguido y a la derecha del panel, aparecerá una ventana donde veremos:
  • En primer lugar, la dirección que podemos enviar por mail para que quien queramos pueda verlo en el mismo formato que nosotros vía Google Maps.
  • En segundo lugar, un código de integración en página web.
  • Seguidamente aparece un enlace que abrirá una ventana donde podremos definir las características de tamaño y posición que queremos tenga la ruta cuando la queremos integrar en una web.

En ocasiones, estas segundas opciones aparecen desactivadas y no podemos copiar el enlace. En tal caso, cerramos el mapa, salimos de Google Maps y volvemos a entrar seleccionando la ruta que acabamos de crear. Volvemos a hacer clic en el icono cadena y ahora podremos seleccionar el código para integrar el mapa.

Si lo que queremos es personalizar la vista, picamos en el enlace Personalizar y obtener una vista previa… Aparecerá una segunda ventana en la que podemos seleccionar alguna de las medidas preestablecidas o bien escribir las nuestras. Centramos o movemos el mapa para que aparezca como deseamos y, una vez terminado todo el proceso, copiamos el código que aparece bajo él.


Ahora ya lo podemos integrar en la web en el formato…


Podemos exportar la ruta en el formato que utiliza Google Maps, en un archivo .kml. Es un archivo estándar de Google Maps para lectura y/o almacenaje de rutas de GPS (al igual que .doc es el formato de Microsoft Word, .pdf de Adobe Reader, etc.). Para ello hacemos clic en las siglas KML que aparecen en el panel izquierdo.


Lo podremos guardar en nuestro ordenador, o en un pendrive, como cualquier otro archivo. ¿Para qué nos sirve? Pues para subirlo a otros servicios de alojamiento de rutas que veremos en otra ocasión …o añadirlo a dispositivos que permiten leer rutas preprogramadas y recorrerla con las indicaciones del dispositivo …o cargarlo en Google Earth, para verlo en otro formato -3D y giros de 360º-.

Descárgalo en .pdf

Ver en Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada